jueves, 4 de febrero de 2010

PASTELES DE BELÉM (PASTÉIS DE NATA)







Como me decía Marhya en uno de sus comentarios "la cocina es un bálsamo para el alma"... y lleva toda la razón. Cocinar es un refugio estupendo en los momentos más "bajos"... , y como os decía hace tiempo en una de mis entradas casi podríamos decir que es hasta terapéutico.
Si te sientes alegre, y la vida te sonríe cocinar pasa de ser un simple bálsamo a convertirse en todo un placer para los sentidos...osea que sea como sea cocinar siempre te aporta muchas cosas positivas. Distracción, evasión, placer, serenidad, entretenimiento...
Hay quien se sorprende de que en un momento bajo una encuentre fuerzas para ponerse a hacer cualquier postre ...bueno, creo que cada persona afronta las cosas de un modo diferente, a mi me da por ponerme un poco hiperactiva, y creo firmemente en ese dicho de que la mejor manera de no preocuparse es mantenerse ocupado.
No sé porqué me ha salido ésta introducción tan filosófica y trascendental...será que estoy pasando por una de esas etapas... al final siempre resulta que un blog acaba siendo un fiel de reflejo de lo que llevas dentro, un espejo de lo que sucede en tu interior, y por más que trates de mantenerlo en un segundo plano a veces surge, y se abre paso entre las lineas de una receta como las que os presento hoy...los pasteles de Belém.
Ojeando en mi blog entradas anteriores me doy cuenta de que ha habido recetas en las que las palabras brotaban con una facilidad enorme, entradas que son parrafadas inmensas como ésta de hoy ;) y luego hay entradas en las que casi me limito a escribir la receta y ya... y curiosamente cada entrada, y cada forma de escribir va muy asociada a mi estado de ánimo...lo bueno de ésto es que si a alguien no le interesa en absoluto lo que escribo, en último caso desliza la ruedita del ratón del ordenador y se va a parar directamente a la receta en cuestión, así de sencillo!.
Como estoy entrando en terreno peligroso( sé que hay un punto crítico en mi en el que me pongo a escribir y soy imparable) voy a ir centrándome en la receta de hoy...pasteles de Belém.
Probé estos pasteles por primera vez en Lisboa siendo una adolescente, de vacaciones con mis padres. Su sabor ni me encantó, ni me disgustó...es decir que no tengo un recuerdo especial de ellos. Pero si recuerdo que me llamó la atención que este dulce en cuestión tenía un halo de secretismo que lo hacía bastante atractivo...el encanto de lo misterioso... Originales de Portugal y también conocidos como pasteles de nata (pastéis de nata) están elaborados según una receta que ha pasado de generación en generación y que ha permanecido en secreto hasta la actualidad, así que cualquier receta que veáis por ahí sería un intento o aproximación a los verdaderos pasteles de Belém.
Sean o no los auténticos (éstos son copiados del blog de mi prima Rosa "La cocina de Piescu"), lo que si os puedo asegurar es que están deliciosos, y su crema tiene un delicado sabor a canela y limón que en contraste con la base hojaldrada hace de ellos un bocado muy pero que muy rico.
Ingredientes:
1 plancha de hojaldre.
100 grs de azúcar.
100 ml de agua.
1 rama de canela.
Piel de un limón.
100 ml de leche.
65 ml de nata ( crema de leche).
25 grs de maizena.
2 yemas de huevo.
Un huevo ligeramente batido.
Elaboración:
Ponemos en un cazo al fuego el agua junto con el azúcar, la piel de limón y la canela y llevamos a ebullición.
Cuando comience a hervir se retira del fuego, se deja un ratito reposar, se cuela y se deja en la nevera.
Cubrimos los moldes individuales con mantequilla, cortamos la plancha de hojaldre en discos individuales y cubrimos los moldes de las tartaletas presionando bien los bordes.
Calentar la leche en un cazo.
Disolvemos 25 grs de maizena en un poquito de los 100 ml de leche, diluyendo bien.
Echar sobre el resto de la leche que hemos calentado cuando ésta esté hirviendo, sin dejar de batir con unas varillas manuales.
Ya fuera del fuego añadimos el jarabe frío, las dos yemas y el huevo batido ligeramente.
Tiene que quedar una pasta líquida con la que luego rellenaremos las tartaletas de hojaldre.
Introducimos al horno precalentado a 200º hasta que se empiecen a dorar.
Al sacarlos la parte central quedará ligeramente deprimida. Es normal que quede así, esa es la forma del pastel.
Se pueden espolvorear con canela o azúcar glass. Yo los dejé tal cual.

26 comentarios:

angeles dijo...

te han quedado magnificas y una presentacion de 10 felicidades .
un saludo

kanela y Limón dijo...

Me encantan estos pasteles. Yo tengo otra receta pero probaré estes. Te han salido estupendos.
Un beso.

Tere dijo...

Pues te han quedado genial ¡¡¡ A mi si me dejaron un buen recuerdo por lo que me la apunto ¡¡ Totalmente de acuerdo contigo, nuestros blogs son nuestro espejo casi del alma ;-9. Un fuerte abrazo, Teresa

comoju - Cova dijo...

si que cuando estás con el ánimo bajo, parece que el meterte en la cocina a preparar cosas, hace que todo parezca mejor y si además te ayuda el contarlo previo a la receta, nadie puede decir nada, pues esta es tu casa y a quien no le guste, pues como tú dices.. pasa a la receta y punto

Y en este caso que receta mas rica nos has puesto para endulzar a cualquiera un gris día si fuera el caso

Un abrazo

Lidysan y Marcos - Los Mol dijo...

Es una de las recetas que estoy por hacer cien veces y al final no hago jejej...le tengo unas ganas porque cuando fui a portugal no pare de comerlos um te han quedado auténticos. Besitos

Maria José dijo...

Si no fueran por estas introducciones ya no sería el blog de Martuki, sería otro recetario más de los que abundan por internet. Un blog no es sólo una foto y una receta. Detrás hay personas que como todo el mundo hoy ríen y mañana lloran. Me relaja entrar en tu lugar, porque a parte de deleitarnos con ricas recetas (que por cierto, viendo la descripción se me ha hecho la boca agua)nos abres tu corazón y nos haces partícipe de tu vida sin entrar en detalles. Así me he sentido yo muchas veces y lo que escribes otras veces, en ocasiones también me he sentido identificada y me gusta. La cercanía, el calor que desprende este lugar porque cada vez que entro es como si me cedieras una silla confortable junto a una tacita de café con leche y hablaramos como viejas amigas sin conocernos de nada.
Esto es el milagro de internet, el hacer posible que nos sintamos cerca estando tan lejos...
Nada..., que me enrollo, jejejejeje No te limites sólo a poner las excelentes recetas, deja que tu corazón escriba unas cuantas letras...
Besos con cariño
María josé

Silvia dijo...

Tengo unas ganas locas de hacerlos pero más de probarlos. Tienen que estar de fábula.

Besos.

Eva dijo...

Tienen que estar buenisimos. Qué razon tienes en lo que escribes y qué bien lo dices. Un besote

Merchi dijo...

Pues a mi me gusta leerte ¿què quieres que te diga, cielo?. Aunque te comprendo bien eh, me pasa como a ti. A veces he posteado entradas con una sola línea como introducción,como si se quisiera seguir haciendo lo de siempre en el blog porque hay gente que nos sigue y están pendientes de tus entradas, pero a la vez tratando de disimular algo que nos pasa o nos ha ocurrido. Es como si no quisieras fallar a nadie, pero no te salen las palabras. Otras veces en cambio las teclas de mi pc echan humo, porque me pongo a contar cosas y no hay dios que me pare jajajajaja. Supongo que como bien dices, el estado de ánimo influye, y sale asi..sin más. Tanto una cosa como la otra. Asi que, el que quiera leerte..estupendo, te llegaran a conocer en la distancia un poquito más, y más cercana a ellos te vuelves. Por otro lado, los que solo quieran ver de que va la receta, cosa muy respetable también, pues solo con mover la "mousseeeeeee" jajajaja, asunto solucionado ;)
Te fijas?, ya estoy largando de más. Y eso que no estamos tomándonos un cafelin juntas, que verías lo que es bueno. Te digo desde ya.. que si algún día se da el caso, lleves algún analgésico por tu bien jajajajaja.
Bueno al grano eh, que los pasteles de Belém se ven deliciosos
y están quedando en segundo plano.
No los he probado, la verdad ni sabía que existieran, pero si me dices que la crema tiene un delicado sabor a canela y limón, habrá que hacerlos en casa y comprobarlo ¿no crees?.

Un besito preciosa, y arriba ese ánimo ¿vale?. Muassss :)

Ana Powell dijo...

Hola Marta
Muchisimo placer "conocerte".
Que bien, has hecho unos de los pastelitos que mas me gustan y ademas son de mi pais.
Te han salido estupendo.
Me encantan las fotos.
Enhorabuena por tu Blog x

María José dijo...

Que razón tienes en eso del ánimo....
Verás, estuve en Portugal hace muchos años y tomé estos pastelitos pero recuerdo que en aquel viaje mi ánimo no era maravilloso ( hay que saber elegir la compañía en los viajes ) y los pastelitos pues ni fu ni fa.
Ahora los veo en tu cocina y me parecen otros.Gracias por comparitrlos. Te mando un abrazo,
María José

*Eva* dijo...

se ven riquisimos y bastante fáciles, habrá que probar, que he oido hablar de os pasteles de bélem pero no los he comido nunca.
bs!

Nytta dijo...

,... comparto cada una de las líneas, de los párrafos de tu introducción,... yo soy de las que se meten en la cocina para evadirse, distraerse,.. en ocasiones se consigue, en otras, resula imposible tapar el sol con un solo dedo, ... pero bueno, en general resulta sumamente terapeútico,... alaaa que me enrrollo ;-)
Los pasteles de Belen te han quedado de 10, y la presentación divina!!! que manos, que arte tienes,...

Que tengas un buen día
smuacksss

Curra dijo...

Dicho todo queda, así que yo hoy no me enrollo.
Estos pasteles de Belén se ven doliciosos.
Un abrazo fuerte

Núria dijo...

Si son tan buenos como los de Santa Maria de Belém, bueno te doy o mejor dicho mando mil besos.
Cuando los comí disfrute mucho, es de los pasteles que guardo mas buen recuerdo.
besos

CARMEN dijo...

Te han quedado de lujo!!!

Nunca los he probado, aasí que me llevo tu recetas para hacerlos.

besitos y buen finde

Su dijo...

pero que bonitos pasteles, menudo nivel hay entre las cocineras españolas,,somos la bomba

vamosalculete dijo...

Pués yo voy a intentar ser bastante breve porque, si hay alguna especialista en "rollos", esa soy yo...jajaja...

Me pasa como a tí, a veces me limito a poner simplemente la receta y otras, tanto quiero contar que hasta pierdo el hilo...(la que quería ser breve, voy bien)...

Hace poco que nos conocemos y me encanta tu blog, me gusta porque está hecho con mucho cariño y sentimiento. Es un blog con vida, se nota que detrás hay una persona con "corazoncito" y eso "presta" mucho, a mi personalmente me hace sentir cómoda en él.

Podría seguir escribiendo pero no, sólo me limitaré a copiarte la receta y espero hacerla pronto, con mejor o peor humor, pero hacerla ;).


Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

Angie dijo...

Yo los probé también en Lisboa y me parecieron deliciosos. Los hago y quedan bastante parecidos a los originales. Ya publiqué la receta en mi blog. Gracias por endulzarme la mañana con esta delicia, y espero que ese ánimo se recupere en el finde. Un besito, guapa!

Laura. dijo...

Que ganas tengo de probar estos pasteles, no los he preparado nunca, y me apetece mucho, se ven muy ricos.
Besos!

Marhya dijo...

Martuki, el escribir es como el cocinar: hay veces que apetece y otras que se hace por necesidad, y cuando apetece no hay límite ni en la cocina, ni en la escritura.
Los pasteles tienen una pinta divina, bueno es que además tus fotos son siempre preciosas, con mucho encanto.
Besos y buen fin de semana.

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Son muy ricos, la cremita parecida a la pastelera y la suavidad que le da el hojaldre los hace con encanto.
Tuve la suerte de probarlos en la pastelería famosa que hay en Belem, Lisboa, cuando estuve de vacaciones.
Te que quedaron realmente como los auténticos.
Tengo la receta desde cuando, a ver si me animo y los hago.
Un beso.

laviana ( Fely) dijo...

Hola mi niña!!si yo me pudiera explayar con tanta facilidad...que de coses pondria....pero me limito a cocinar que eso como bien dices es un relax de los mejores (al menos para mi) le doy unos meneos a las masas...que me quedo nueva...jje.
Que sepas que me encanta "LEERTE" y sigo esperando ese encuentroooooo (que lo sepas)Me llevo esta receta y una visita al "PIESCU".
Bexinos preciosa.

Una pulga más dijo...

Todos pasamos pormomentos de crecimiento personal( je así los llamo yo que me gusta positivar las cosas) Mira si serán de superación que esos pasteles dificilmente son superables
Un bsin desde el pueblín

pityenlacocina dijo...

me encantan estos pastelitos y el crack de la base al morderlos, y lo cremoso del relleno, los tuyos tienen una pinta espectacular, besitos

julycar dijo...

Hola Marta se ven riquisimos estos pasteles de belem .... no los conocia hasta hoy..... las fotos de lujo ... un besito guapa