martes, 1 de diciembre de 2009

POLVORONES CASEROS









No me entusiasma la Navidad. Reconozco que no siempre fue así...hubo un tiempo en que no era así. A ver, tampoco es que la deteste, sencillamente la soporto...Reconozco que tiene su lado bonito:las luces de los árboles, la iluminación de las calles, y ¡cómo no!...los dulces navideños!!. Pero tiene otras muchas cosas que me entristecen y que el enumerarlas me descentraría de ésta delicia de polvorones, y no es el caso.
Aun así toca pasarlas, y hay que tratar de hacerlo lo mejor posible.

Reconozco que tener un niño en casa hace que las vivas de otro modo. Las vives a través de sus ojos, de la ilusión que le brota en la sonrisa cuando ve un Papá Noel o la emoción que me produce escuchar un villancico en su vocecita tan dulce...Me gusta verle disfrutar, me regala momentos de gran felicidad. A él le encantan las Navidades, y ese es un motivo excelente para que a mi me gusten.

Y me chiflan los dulces navideños, hay tantos y tantos...Me encanta hacerlos y comerlos. Los días de frío que invitan a quedarse en casa, y que son la excusa perfecta para poner las manos en la masa y la ilusión en el horno viendo cómo crece el panettone, o cómo se doran éstos ricos polvorones...
El año pasado me arranqué con un tronco de Navidad y un roscón de Reyes...y éste año tenía pendientes los polvorones. Pues ahí están!. La receta es de Su, de Webos Fritos, lo que ya es sinónimo de garantía.Es excelente, así que gracias de todo corazón por compartirla. Es pelín laboriosa. La almendra y la harina se tuestan el día anterior. Y la masa no es muy compacta, es más bien arenosa, y no es un tipo de masa muy manejable, pero el resultado merece la pena ...y mucho!.
Como en casi cualquier preparación el polvorón casero desbanca a cualquier polvorón industrial, y luego está la satisfacción que produce el hacerlos uno mismo.
Si los vas a regalar los envuelves en papel de seda y son el regalo perfecto... ¿verdad que son bonitos además de ricos?.
Ingredientes:
350 grs de harina de repostería.
40 grs de almendra cruda molida.
80 grs de azúcar glass -admite hasta 100 grs si os gustan más dulces-.
Más azúcar glass para decorar.
110 grs de manteca de cerdo ibérica.
Un chorrito de anís.
1/4 de cucharada de canela en polvo.
Preparación previa:
Poner la tarde anterior la harina y las almendras molidas en una bandeja apta para horno. La harina estará bien tamizada y mezclada con las almendras. Precalentar el horno a 130º con calor arriba y abajo. Introducir la bandeja 30 minutos en el horno moviendo de vez en cuando con una espátula. Va cogiendo cogiendo un tono ligeramente tostado. Es importante no excederse con el tiempo porque entonces amargaría la mezcla. Dejar reposar hasta el día siguiente.
De ésta masa utilizaremos a continuación únicamente 320 grs. En el proceso de tostado se pierde algo de peso , pero la cantidad final que se obtiene a partir de las cantidades iniciales de almendra y harina depende de la calidad de ésta y del horno.
Elaboración:
Formar un volcán con la harina y meter dentro los ingredientes e ir mezclándolos hasta conseguir una masa uniforme , arenosa, pero con la que se pueda hacer una bola un poco aplanada , que se mete en el frigorífico entre 30 minutos y una hora envuelta en papel de plástico trasparente.
Sacar del frigorífico, quitarle el plástico y con la palma de la mano ir aplastando un poco la masa -por los bordes se abre- pero luego se va arreglando.
Dejarla gordita y pasar suavemente el rodillo para igualar la superficie. Usar un vaso o un cortapastas e ir sacando los polvorones. Cuando va sobrando masa juntar de nuevo, como si estuvieras haciendo un puzzle, sin hacer otra vez una bola, solamente juntando las porciones de masa una detrás de otra , y uniéndola con cuidado con los dedos, y pasando el rodillo por la superficie para igualar. Con ésto conseguimos aprovechar hasta las últimas miguillas.
Dejar reposar el tiempo que podáis. Una hora estaría bien.
Precalentar el horno a 200º, solo grill e introducir 15 minutos a una altura media -alta. Apartir del minuto 10 mirar y estar atentos por si acaso quemaran. Retirarlos del horno, y cuando estén fríos espolvorearlos con abundante azúcar glass. Retirarlos cuidadosamente a la fuente donde los vayamos a presentar con ayuda de una espátula.

27 comentarios:

Lidysan y Marcos - Los Mol dijo...

MADRE MIA MENUDA PINTA¡¡¡¡que bien estoy buscando recetas de mantecados y estas cosas, así que me la apunto...que biene te han quedado..umm besitos

Marhya dijo...

Madre mía que pinta más buena tienen, Martuki. Te han quedado fenomenal. Ains, tenemos ya la Navidad a la vuelta de la esquina y parece que ayer fue verano.
Besos.

Merchi dijo...

Me pasa lo que a ti con la Navidad, vamos que se sòporta y punto pelota. Lo que si me gusta de ella son tus polvorones jajajajaja.
Quiero intentar hacerlos, nunca he probado y me lleva mucho la vida, tengo la espinita clavada con ellos, asi que tomo nota de la receta. Si al final me decido ya te cuento.

besotes preciosa :)

susita dijo...

Martina...esto no se hace!!!! me encantan los polvorones!!!! mi madre nos los compraba cuando íbamos al parque y no veas que atracones... vaya paciencia tienes...envidiable...estoy por probar a hacerlos porque viendo cómo te quedaron a ti... genial!!!! besos!!!!

laviana ( Fely) dijo...

que delicia!! cuando quedamos?....yo te pongo el café...jejej tienen una pinta riquísima..
bss wapa.

Cocinica dijo...

El aspecto es de lo más atractivo, ahora mismo me tomaba un par, te han quedado perfectos.

Besos

Pilar - Lechuza dijo...

A mí tampoco me entusiasman las navidades, sobre todo desde que mis hijos empezaron a pasar del nacimiento y del árbolito...pero en fín, hay que llevarlo con calma.
Qué decirte de los polvorones? pues que se ven deliciosos y muy fisnos!!
un biquiño

Sra Claus dijo...

Querida Marta,
¿cuanto tiempo, verdad? Me alegro de que estés bien. Es cierto que la navidad con los niños se vive de otra manera, es como si nos hicieran recordar esas navidades pasadas, pero sólo lo bueno, las ilusiones, la inocencia... Se vuelve a ser niño.
Estos polvorones son muy buenos. Así que a ver si este fin de semana me pongo manos a la obra pues los duendecillos me los han pedido y no puedo negarselo. Són como mis niños...
Bueno, te deseo lo mejor, que disfrutes junto a tu pequeño de estos días que están por venir y que te contagies de su magia.
Besos helados
Sra. Claus

Su dijo...

Querida amiga ¿cómo va todos? espero que esteis bien. Espeor que hayas disfrutado, te han quedado una presentación extraordinaria y espero qeu te guste mi prósimo post! Un beso al peque

CARMEN dijo...

Menuda pinta tienen!!!
El otro día los hice, y menuda diferencia de sabor con los comprados.
Me llevo tu receta , que seguro que estos días cae que a mí me gustan ahora más que ya llegando los días claves.

besitos

susita dijo...

Marta, estuve mirando una receta que tengo del año la pera y lleva más manteca que la que tú hiciste...los tuyos ¿se quedan compactos y duros o se deshacen algo? ya me contarás...a ver si me pongo con las manos en la masa...besos!

Dolorss dijo...

Me encanta la navidad, aunque como bien dices hay cosas que nos entristecen como son las ausencias pero el ambiente que se respira me gusta, me hace sentir feliz. Mi primer hijo nació el 22 de diciembre y eso hizo que me gustarán más.

Dulces navideños, procuro no hacerlos, pues ya se quien se los comería ja, ja, ja...
estos polvorones te han quedado de lujo, que digo.. de LUJO , y si es cierto que si la receta es de Su es certificado de garantía.
besos wpa.

Maite (Mai) dijo...

Mi querida manzana roja! entiendo bien lo que dices. Por un lado, es tiempo de emociones, de ilusión por los críos y de añoranzas y ausencias. Cosas que hacen reír y que también nos invitan a echar unas lagrimillas a escondidas... Y por encima, ese aire impostor que cada año se cuela más en nuestras costumbres, todo lleno de locura, consumo, atascos, apretones y malaleche, hija, que de todo hay...

Pero menos mal que ahí estás tú con estos polvorones, y con el tronco y el roscón... muy bien hecho! haz tu propia burbujita navideña donde la navidad sea lo que tu desees, y del resto, olvídate! que es un petardo!

Besos cielo!

sara dijo...

Como tú bien dices, son bonitos y seguro que también buenísimos!! Disfruta la navidad con tu niño!
Bs!

julycar dijo...

¡¡¡¡Dios!!!Martina que pinta mas buena, te han quedado bordados, anda mandame unos pocos.....jejeje...besitos guapa

Anónimo dijo...

Hola señorita Marta, nuevamente escribiendole , ante todo tiene un exlente bolg y no se que decir de los polvorones caseros, me dejan embobado, particularmente no los eh provado pero tan solo verlos, me da pena tambien hasta de tocarlos con los dientes, tambien lo pondria en un cuadro, sobre las navidades a mi tambien me pasa lo mismo pero eso es antes, Todo tiempo pasado... fue anterior. ahora se que sera muy distinto y me alegra que esa alegria le contagie su ser mas querido que es su retoño besos.

fargopatt dijo...

yo tampoco soy una loka de las navidades, pero como soy consumista como la que más..lo llevo mejor!!! jajajaj
es cierto que los niños son los que consiguen que exista ese alma de la navidad..
la receta un lujo... así que apuntamos!!!
besotes

*Eva* dijo...

gracias por la receta.
te han quedado preciosos y seguro que están tan buenos...
bs!

Juan dijo...

Hola Marta. Me pasa como a ti. La Navidad me produce dos sentimientos contrapuestos, uno de alegría y otro de tristeza, creo que siempre hay que procurar que prime el primero sobre el segundo. La vida debe continuar.
Y debe continuar porque estos polvorones lo merecen, si ya dices que su elaboración es un poco complicada, y tu eres una excelente cocinera, huelga decir como tendría que definirlo yo jj.
Por eso solo me queda mirarlos e imaginar el sabor tan delicado que deben tener y máxime hechos por ti. Fabulosos.
Saludos

María José dijo...

Martuki, ¡ Qué buenos son !,
¿ verdad ?.Yo ya he hecho dos tandas pero resulta que hoy Su ha publicado otros de avellana y ahora los voy a tener que hacer para salir de dudas y saber cuales me gustan más...
Tu presentación es fantástica y la idea de regalar dulces navideños caseros es genial.Tus amigos y familiares tienen mucha suerte.
Un abrazo,
María José.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Estoy totalmente deacuerdo contigo...estas fiestas son especiales si pueden verse con los ojos de un niño...cuando se crece se notan demasiadas ausencias...los polvorones tienen que ser una autentica delicia...besitosss

Zerogluten dijo...

Ciertamente los niños te producen una visión distinta de todas las épocas del año. Lo que te pasa a ti con la Navidad, me pasa a mí con el verano. Desde que tengo hijos lo veo de otro modo.
Tus polvorones son de esos que dan ganas de meterse uno entero en la boca y decir Pamplona, porque tienen pinta de estar geniales.
Besitos sin gluten.

Ivana dijo...

Seguro que con estos polvorones y tu peque lo pasareis estupendamente y poco a poco te volverá la ilusión de estas fechas!
besitos

Eva dijo...

Que rico, que aspecto tienen, estoy viendo tantos que creo que al final no me voy a poder resistir.
Un beso

pityenlacocina dijo...

esto son polvorones! menuda pinta que tienen, te felicito, besitos

The kiwi kitchen dijo...

Menudos polvorones,como los caseros
ningunos! Con tu permiso me llevo la receta.
Besitos
Nuria

Carlos Dube dijo...

Extraordinario Martuki. Si al final nos animaremos y todo. Un saludo.