sábado, 3 de septiembre de 2011

BOTONES DE LIMÓN Y ALMENDRA ... y mi recuerdo para Frida




Tengo una sensación rara al volver a escribir en el blog, es una mezcla un poco extraña de sensaciones... he pasado un verano estupendo,he conocido mundo, mis vacaciones han sido y serán inolvidables... pero antes de marchar hubo una noticia muy triste que opacó un poco toda la felicidad e ilusión que tenía por el viaje. Nuestra querida perrita Frida falleció. De alguna manera siempre en un blog acabas reflejando tus tristezas, tus alegrías, las novedades que hay en tu vida,por mas que el blog sea de cocina , pero qué cierto es que muchas veces la cocina y las emociones van muy pero que muy unidas... demasiado.

Hablar de la muerte de un perro o un animal en general no es fácil... nunca falta quien te dice que es un poco exagerado reaccionar con tanto dolor por su muerte (quizás porque nunca han compartido su vida con uno), a mucha gente le cuesta entender el vacío que pueden llegar a dejar. Frida vivía como una auténtica reina en casa de mis primas Montse y Maria Fernanda. Creo que ambas ( y por supuesto también Merche y Fernando) pueden sentirse muy orgullosos de haberla querido y cuidado haciendo que Frida fuera una perra absolutamente feliz... y si hay algo muy positivo que ha logrado Frida es descubrir que tengo una familia maravillosa y cariñosísima a la que probablemente hubiera llegado a conocer menos de no haber sido por ella.

A Frida le gustaba comer, dormir en su linda camita de Maria Antoniette, los nuggets de pollo , y las caricias debajo de su patita como las que le hacía Fernando, los mimos ...y muy especialmente le gustaba relacionarse con sus amigos perrunos y gatunos también (si, Frida era una perra muy sociable) y volverse loca de alegría cuando ibamos a verla.

Gracias por haberla hecho tan feliz y por cuidarla tanto y tan bien.
Bueno. Esto era lo que llevaba dentro y necesitaba expresar. Es mi pequeño recuerdo a ella.

Al día siguiente de la muerte de Frida preparé estas galletas. La cocina siempre suele ser un buen refugio. El recuerdo que me traen es doloroso pero están deliciosas, muy ricas (no podía ser de otro modo viniendo del blog de Maria José , Pasen y degusten). A este paso me haré todas sus recetas... me encanta porque todas, todas salen... de verdad. ¡Gracias por tus magníficas recetas!
No son unas galletas milagrosas para alejar el dolor o la tristeza, pero contribuyen a atenuarlo aunque sea un poquito.

De verdad... DELICIOSAS y absolutamente recomendables. ¡El toque de lemon curd es asombroso!

(Receta original de la BBC Good Food)

Ingredientes:

• 200 g. harina
• 150 g. mantequilla
• 70 g. azúcar
• 1 yema de huevo
• 100 g. almendra molida
• Ralladura de un limón
• Lemond curd
• Almendras fileteadas
• Leche
• Azúcar

Elaboración:

-Sobre la encimera hacemos un volcán con la harina , la almendra , el azúcar y la ralladura del limón .En el centro del volcán ponemos la yema y la mantequilla blandita. Empezamos a amasar con las manos hasta obtener una masa manejable.
- Dividimos la masa en dos bolas , las forramos con flim transparente y las dejamos reposar en el frigorífico mínimo media hora.
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Sacamos del frigorífico la primera bola de masa. La estiramos sobre la encimera de trabajo con el rodillo y la dejamos lo más fina posible.
A mí me es de gran ayuda estirar la masa sobre una lámina de silicona. Así con el paletín puedo traladar las pastas a la bandeja del horno con facilidad es decir , las pastas no se pegan a la superficie de trabajo.
- Con el cortapastas formamos las pastas.
- Primero trabajamos con la mitad de las pastas. Las pincelamos con un poco de leche, que será nuestro pegamento, y ponemos una bolita del tamaño de una avellana de lemon curd justo en el centro de cada una de ellas.
- Vamos colocando la otra mitad de las pastas encima del lemon curd presionado con cuidado para que la crema de esparza bien por toda la superficie de la pasta sin llegar a salirse por los bordes.
- Pincelamos de nuevo con un poco de leche, espolvoreamos con azúcar y ponemos unas cuantas almendras fileteadas sobre la superficie. Tenemos un poco de cuidado y presionamos las almendras para que se peguen con la ayuda de la leche.
- Colocamos las pastas sobre papel de hornear en la bandeja del horno y horneamos unos 20 minutos, hasta que empiezan a estar ligeramente doradas.
- Cuando terminemos la primera bola de masa , sacamos la segunda que tenemos reservada en el frigorífico y empezamos la segunda tanta de pastas.
En realidad ahora ,en invierno ,da igual sacar o no las dos bolas de masa del frigorífico a la vez. Es importante sacarlas de una en una cuando la temperatura exterior es alta. De esta manera la segunda bola siempre guarda la temperatura ideal en el frigorífivo para ser alisada por el rodillo.
- Una vez horneadas las pastas, las dejamos enfriar en la misma bandeja. Si las movemos recién hechas se pueden romper.

Para ver la receta de lemon curd haz click aquí.



20 comentarios:

Labidú dijo...

puedo compreder lo que sientes por tu perrita, a mí me pasó y es muy triste. las galletinas se ven muy ricas y crujientes. Besinos.

Majes dijo...

Hay personas que no comprenden esos sentimientos por los animales, quizá porque nunca lo han sentido. Pero cuando se van también se siente su pérdida y se extrañan...

Seguramente estas galletas con tan buena pinta te la recordaran siempre....

Bicos.

Isa dijo...

Esas galletas tienen que estar buenisimas Me guardo la receta!!!!!
Besos

María José dijo...

Me alegro un montón de haber puesto una nota dulce ante tu tristeza.
Te mando un abrazo bien fuerte,
María José

rosa dijo...

Es cierto a veces la cocina nos hace desconectar de los problemas y de las situaciones desagradables por las que pasamos. A las que nos gusta los fogones tenemos esa suerte.

Y desde luego las galletas te han quedado estupendas con una mezcla de sabores fantástica.

Un saludo.

Marhya dijo...

Siento mucho la pérdida de Frida, ahora que tenemos en casa a Rufo no quiero imaginarme lo que se pasa en un momento así, como lo he pasado también con los gatos.

Las gallletas se ven fantásticas y es verdad que la cocina nos ayuda muchas veces a pasar los peores momentos.

Muchos besos.

Tere dijo...

Un toque dulce para afrontar una pérdida.

Me parecen fantásticas, a mi también me gusta hornear, especialmente en los momentos que necesito desestresarme. Un fuerte abrazo, Teresa

Clara dijo...

Tienen un aspecto delicioso pero, ¿qué es el lemon curd?

Elen dijo...

Un animal en casa acompaña mucho y da muchas alegrías, siento lo de Frida.
Las galletas geniales.
Besoooooooooos

Ceci Pereza dijo...

Siento mucho lo de Frida, yo tampoco entendía el cariño que se le puede coger a un animal hasta que mi familia tuvo una perrita. Es increíble el vacío que dejan, verdaderamente se les echa de menos muchísimo, a mí todavía se me encoge el corazón cuando veo a alguno por la calle que me la recuerda. ¡Mucho ánimo y bstos!

Laura dijo...

gracias por compartir esta receta,
siento mucho lo de Frida, el inverno pasado murió mi perrita y a día de hoy todavía no me hago a estar sin ella, realmente es triste, animo!
Besitos y buena semana!

Floreal dijo...

Estupenda la receta, y es estupendo también compartir nuestros sentimientos. Los sentimientos no se juzgan, se comprenden, se comparten.

Carolina No Cocino Bien dijo...

Yo no lo veo exagerado, cada persona es un mundo y cada persona transmite su tristeza y sus angustias como puede.
Animite verás como todo va a mejor poco a poco y tienes razón la cocina nos despeja, nos alegra viendo los resultados y sobre todo echamos un buen rato saboreando.
Un abrazo :)

Prisci_lita dijo...

AAAAy mi Marti como conozco esa sensacion y que vacio tan grande se queda en su hueco....

las galletas tienen una pinta deliciosa!!!! me llevo un par de ellas y te dejo en su lugar un abrazo muy grande


p.d mejorate pronto que se te echa de menos ;)

Merchi dijo...

Pues yo te entiendo de maravilla, hoy mi hija sacaba al nuestro y sin más desapareció. Se puso tan nerviosa que no sabía que hacer, y después de más de tres cuartos de hora llamando por él a moco tendido, lo vió esperándola acostado en el parque. Se llevo un susto que no veas, creo que los dos se lo llevaron. Solo de pensar que algún día puede faltarme , se me ponen los pelos de punta.
Se llegan a querer muchisimno, forman parte de la familia, es sin duda alguna , otro miembro más.

Me llevo unas galletinas, se ven bien ricas, guapetona.

bicos

Marc dijo...

Me ha encantado tu blog y tus recetas!!! Son fabulosas!!! Desde hoy ya soy fiel seguidor de tu arte!! Un saludo!!

http://www.mipatisserie.blogspot.com

Paula dijo...

me encanta el toque de limón en las galletas, me transporta a mi infancia ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
http://galletilandia.cultura-libre.net

sandra dijo...

Hola, queriamos hacer una cenuca o irnos a tomar algo el viernes en Gijón a ver si te apuntas. Unas 6-7personas de momento estamos interesadas. Avisa con lo que sea y ya te sigo comentando. Un beso.
sanfercli@hotmail.com

carmenpiva dijo...

Claro que es posible llegar a sentir tanto cariño por un perrito!!
Las galletas, estupendas.
Aprovecho para darte las gracias por ser tan benévola con mi blog... :)
Un besín y feliz fin de semana

Marc dijo...

Gracias por tus palabras en mi blog, Marta. Un saludo!

http://www.mipatisserie.blogspot.com