sábado, 19 de septiembre de 2009

SUSPIROS DE PAJARES







¡Qué bonito nombre para referirse a una especie de pasta de mantequilla!.
Alguna vez leí que se llamaban suspiros porque antiguamente en el Puerto de Pajares (de donde son originales los suspiros) las mujeres amasaban y horneaban éstas delicias mientras "suspiraban" por la ausencia de sus amados cuando éstos tenían que alejarse ... y quizás así la espera se hacía más llevadera... lo de siempre...la cocina es una excelente terapia.
O quien sabe si el nombre se le dió porque su sabor es delicado , dulce y tierno como un suspiro...
Sea como sea los suspiros son un dulce emblemático de mi tierra, y no me extraña porque uno de los ingredientes básicos de ésta receta es la mantequilla... y la mantequilla en Asturias es DELICIOSA. Solo de pastos tan verdes, y vacas tan bien alimentadas puede salir una mantequilla tan cremosa y rica.
Busqué varias recetas de ésta delicia , pero finalmente me quedé con la receta de Ana de "Las Recetas de Mamá", que a su vez está tomada de Currajet (creo que es forera pero aun no he dado con su blog).Gracias a las dos por tan estupenda receta. Solo hice una adaptación: usé manteca cocida porque en la repostería asturiana suele usarse muchísimo.
La manteca cocida es la mantequilla cocida a fuego muy suave en un cazo, y simplemente le iremos sacando la espuma que va soltando. Una vez que ya no suelta más espuma la dejaremos solidificar, y ya tendremos la manteca cocida lista para usar.
Vamos con la receta:
Ingredientes:
500 grs de harina.
410 grs de manteca cocida.
125 grs de azúcar glass.
1 yema de huevo.
Azúcar glass para espolvorear.
Elaboración:
Batir la mantequilla cocida y enfriada a temperatura ambiente y añadirle el azúcar y la yema. Cuando todo esté bien batido se incorpora la harina, removiendo primero con una cuchara de palo y después a mano (conviene hacerlo deprisa).
S e extiende sobre una superficie enharinada y se extiende con un rodillo hasta que quede de un centímetro de grosor.
Se cortan los suspiros con un cortapastas y se pintan con huevo, luego se hornean durante 15 minutos a 180º con calor arriba y abajo.
Una vez frías espolvoreamos con azúcar glass.
Solo queda degustar y así darse cuenta de porqué llevan éste nombre tan bonito!!.

15 comentarios:

cooking-love dijo...

Hola Martuki...que galletas tan ricas¡¡¡me encantan las galletas,amasarlas,darles forma y hornealas....con ese aroma que desprenden¡¡¡¡A mi por esta epoca del año,(mas bien en octubre)me da la "fiebre de las galletas"y Hago galletas a "porrilo"las guardo en latas y intento que lleguen a la navidad...
Estas se ven muy ricas.¡¡
Me encanta tu blog...¡¡
besos.

CocinArte dijo...

Que delicia!!!Unos suspiros fantásticos...Y la música que has puesto, es como tú sensible y serena..

Besitos llenos de cariño
Núria

Rocio (Piuchi) dijo...

hola paisana!! que alegría me da leerte!!! vaya ricos que se ven estos suspiros!! es verdad que aqui la manteca se usa mucho y que rico sale todo verdad? en mi casa no la suelen cocer, mi abuela la sigue haciendo como antaño, poniendo la nata dentro de una lechera y meneandola sin parar hasta que por fin sale la manteca, a mi cada vez que la veo hacerla me parece alucinante,que de tanto menear salga esa delicia!! bueno que me enrollo, un besote

Penny dijo...

Postre delicioso donde los haya. El nombre es muy sugerente y son muy apetitosos. Hechas con productos de tu tierra no dudo ni un segundo que serán deliciosos!

Petonets.

Karolina dijo...

joer que riquisisimas deben de estar estas galletas, y eso de la manteca cocida no lo conocia!! 1ummm

Cocinica dijo...

Que delicia de galletas, me gusta todo lo que lleva mantequilla aunque me reprimo, pero con estas galletas no creo que pueda.

Gracias por ilustrarme sobre la mantequilla cocida, no sabía exactamente como se hacía.

Besos

laviana ( Fely) dijo...

yo tambien suspiro al ver estos suspiros.....y que ricos que estan verdad?...gracias por compartir mi niña...
Bexinosssss y que tengas un buen finde

Mar dijo...

Que maravilla de galletas y eso de la manteca cocida ha sido una maravilla, que guay son las cosas tipicas de otras ciudades, y eso de los suspiros me encanta, y tu, por quién suspiras? no respondas solo di por estas pastas.... jejejeje
Un beso cielo mío

carmenpiva dijo...

Suspirar suspiro yo de no poder hincarle el diente a una. ¡Qué ricos debían de estar!
Un beso

Marymary dijo...

La pinta es espectacular! y preciosa historia! me llevo unos cuantos vale?
Un besito

Dolça dijo...

Es imprescindible la manteca cocida? Si és así se debe poner medio quilo en un cazo y una vez hecho todo el procedimiento deben quedar los 410gramos, verdad?
PTNTS
Dolça

inma dijo...

Hola, me encantan los suspiros, ahí me has dado! tienen una pinta excelente. No sé si es cierta la hipótesis de los suspiros por el amado o no, ahora, fijo que serían un buen sustitutivo del amado y oler fijo también que olerían mejor jeje. Hasta pronto. besos

MJ dijo...

Hola Marta, bonita la historia de las galletas suspiro... Me decanto más por la primera... jajaja Soy muy soñadora, jajaja
Bueno, se ven deliciosas estas galletas y si son de mantequilla, mis favoritas. Las acompañaría algunas con un poco de chocolate, me vuelve loca!!!
La tarta de más abajo, de manzana, qué decir. No te digo que me des un trocito porque de seguro que ya no te quedará!!!
Un beso bien fuerte y me alegro de que estés otra vez al "pie del cañón" con recetas tan ricas y "bonitas" como esta.
Un beso y hasta pronto
María josé

Eva dijo...

tienen que estar riquísimas con un té!

Daniel Arran Ferri dijo...

tuve la suerte de probarlos de las manos de una payaresa.
a mí me hacían suspirar cada vez que los comía