domingo, 20 de septiembre de 2009

CERDITOS RELLENOS DE CHOCOLATE











Pocas cosas hay en ésta vida que me llenen tanto como cocinar para mi hijo.
Es de lo más placentero dejar que el participe con sus manitas y ponga toda la ilusión en la elaboración de un postre o un dulce... A Eduardo siempre le ha encantado jugar a los cocineros, se pone su gorrito blanco de cartulina, pintamos un bigote rococó al más puro estilo chef francés , nos metemos bien en nuestro papel de cocineros y manos a la obra!, él feliz y yo más feliz de verle feliz a él.

Me gusta que se meta en la cocina ( con las debidas precauciones) porque creo que es la mejor manera de educarle en el gusto por los sabores caseros, y que valore las cualidades de un dulce elaborado en casa frente a cualquier dulce o bollo industrial. Tiene entre muchas otras ventajas las siguientes:
- Conocemos con exactitud los ingredientes que utilizamos para cada elaboración.
- Se utilizan grasas como aceite de oliva, girasol, mantequilla ...y no otro tipo de grasas como las hidrogenadas, las grasas trans.
- Siempre podemos adaptar la receta o modificarla según nuestros gustos o necesidades.
- Se potencia la creatividad, así como el gusto por lo auténtico, lo casero...
-El sabor es incomparable. Exige un esfuerzo, sí, pero es de lo más gratificante.
- Es una bonita forma de agradar a quienes tienes alrededor... cocinar para la gente que quieres es una bonita demostración de amor.
Y seguro que a cada uno de vosotros se os ocurren montones de motivos más para hacer de la cocina una bonita afición.
Hace tiempo vi en el fantástico blog de Su,"Webos Fritos", éstos cerditos rellenos que os presento. Me parecieron tan sumamente graciosos que pasaron a la carpetita de recetas pendientes...pero ya sabeis lo que es ésto de "recetas pendientes ", llegamos a acumular tal cantidad de ellas que a veces nos da la sensación de que necesitaremos siete vidas para poder llevarlas a cabo.
Pero los cerditos no podían esperar más, y aquí están. Son un pelín laboriosos pero muy entretenidos de hacer, y el resultado de lo más gracioso y divertido.
Su nos explica en su blog que se pueden rellenar de salami, jamón y queso, chorizo, chocolate..., en mi caso me decanté por el chocolate porque con Edu sé que es una apuesta segura ( de hecho le han encantado).
La receta está tomada como os decía del blog de Su, "Webos Fritos", y si os pasáis por allí veréis un extraordinario paso a paso.
Ingredientes:
300 grs de harina de fuerza.
200 grs de harina normal.
25 grs de levadura prensada.
80 grs de azúcar.
250 ml de leche templada.
60 grs de mantequilla.
1 huevo.
Un pellizco de sal.
Corteza de limón rallada.
2 Yemas de huevo para pintar y pegar.
Chocolate para el relleno (yo usé crema de cacao tipo Nutella).
Elaboración:
Tamizar la harina en una fuente. Amasar en el centro la levadura desmenuzada con un poco de harina, azúcar y la leche y dejar fermentar la masa tapada durante 15 minutos.
Amasar el resto del azúcar , la mantequilla derretida, el huevo, la sal, y la ralladura de corteza de limón.
Cuando esté suficientemente amasada, dejar reposar otros 15 minutos.
La masa tiene que quedar elástica y despegarse de las manos. Si no es así, añadir un poquito de harina hasta conseguir el efecto deseado.
Extender la masa de forma que tenga unos 4 mm de espesor.
Tener el relleno preparado.
Tener la bandeja del horno engrasada, se puede poner un papel de horno y así no hará falta engrasar., la masa no se pega.
Cortamos 16 redondeles de 10 cm de diámetro aproximadamente ( por ejemplo con un vaso).
Ponemos ocho de ellos en la bandeja, sobre el papel de horno, separados entre sí.
Poner un poco de relleno en el centro bien recogidito.
Poner yema de huevo en los bordes para sellar.
Colocar los otros ocho redondeles de masa . Ya tenemos la cara.
Recortar 8 redondeles mas pequeños para el morrete ( por ejemplo con vaso dosificador de jarabe).
Hacerle los dos agujeros de la nariz con la ayuda por ejemplo de un rotulador fino.
Pegar las narices con yema de huevo.
Para las orejas recortamos unos redondeles un poco más pequeños.
Estirarlos un poco y luego pegarlos en la cara, y darles vuelta con gracia.
Pegarlas bien con yema de huevo a la cara.
Barnizar la cara de los cerditos con la yema de huevo restante. Dejar reposar 10 minutos.
Calentar el horno a 200º.
Meter los cerditos . A los 10 minutos los morros están tostaditos. Pondremos papel de aluminio tapándolos para evitar que se quemen.
Bajamos a 180º la temperatura. Dejamos 15 minutos más aproximadamente hasta que queden doraditos.
Sacar a una rejilla para que se enfríen.
Ya fríos les hacemos los ojitos con chocolate blanco ( yo usé una gragea de chocolate blanco), y pintamos las pupilas con chocolate negro.
Eduardo disfrutó de ellos muchísimo, tanto en la elaboración como en la degustación...Quedan riquísimos y muy tiernos...

28 comentarios:

Mary dijo...

How cute!

susita dijo...

Marta! desde luego que la pinta es de 10...pero seguro que están aún más buenos...son originales y seguro que te los copio!!! me encantan!besos!

Marymary dijo...

Una pasada!!! Yo soy de las tuyas, me encanta que mihijo se meta conmigo en la cocina, con las debidas precauciones, como tu bien dices.
Un besito

Mandragora30 dijo...

Qué cucooooos!!! Le tengo prometido a las nenas que para mi próxima tarde libre cocinaremos juntas unas pastitas, pero acabo de cambiar de idea jisjis... Estos caen seguro!!

Te han quedado con un colorcito divino, debían estar bueníiiiissssimos, no hay duda!!!

Zerogluten dijo...

Super bonitos. Los había visto en la web de Su, pero estos tienen la ventaja de que están hechos en equipo y con un colaborador de excepción. Creo que ese pequeño tiene futuro.
Te quedaron rebonitos.
Besitos sin gluten

fargopatt dijo...

desde luego que coincido en que pocas coss hay que me gusten más que hacer cosas para mi niña--- y cocinar algo que le impresione, a estas alturas ya me cuesta..jaajja pero seguro que con esos cerditos triunfo de cabeza...
un lujazo....

Marhya dijo...

Oh, Martuki, pero qué preciosos!!! Ains, pero si siendo tan chulos seguro que se los comen hasta rellenos de verdura o pescado, ya de chocolate no queda uno en el plato ni de casualidad. ¡Qué maravilla!
Besitos.

Las recetas de Abunany dijo...

Que bueno te han quedado !!!! es lindo cocinar y verles la carita de felicidad a nuestros hijos !!

Las galletas se ven muy ricas tb,!!!

Un beso , cuidate .
Nancy

laviana ( Fely) dijo...

tengo una ideaaa!!!sssssssss. yo te invito al café y tu te traes un cerdito.......vale?...que cosa mas bonita.
Bexinoos wapa.

MJ dijo...

Hola Marta, me siento bastante identificada con lo que dices. Estos cerditos se ven estupendos, me tendré que poner una tarde con mi peque a elaborarlos...
Un beso
María josé

Dolorss dijo...

Los cerditos se ven deliciosos, pero la escena de los dos en la cocina ha de ser
espectacular, cuanta felicidad en un espacio pequeño.
Besos

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Muy simpáticos y ricos estos cerditos, te han quedado super lindos.
Mi enhorabuena.

cooking-love dijo...

Me encantan los
cerditos¡¡¡jejej...que caras tan graciosas,te han quedado,lo malo es que da pena comerselos,con mirarlos a los ojitos,se te ablanda e corazon...yo los hice en una ocasion,en la ñoche de fin de año,porque en un libro que tengo de reposteria centoreuropea,cuentan que son los cerditos de la suerte,y es costumbre comerlos el dia de año nuevo...es cierto que son laboriosos,pero lo pasas genial haciendolos con los niños¡
besos

enjuliana dijo...

Que graciosossss!!! Tenían que estar riquísimos!!
Besos

Karolina dijo...

k ricos , ademas de bonitos, ummmm son una pasada

CocinArte dijo...

Martuki, que adorables!!si da hasta pena comerlos...
Sabes que adoro cocinar, pero una de las cosas que más me gusta es cocinar con mis sobrinas...y haber conseguido que ellas mismas me pidan cocinar cuando nos vemos..Hoy hablé con la mayor por el messenger, y vino su madre y dijo que en un par de semanas o iba yo a su casa o venian ellos a la mía, y mi sobrina dijo...cocinaremos alguna cosita...helado o bizcochos o madalenas??? Con una sonrisa que le cubría la cara, le respondí, por supuesto!!! Esos momentos que comparto con ellas, son sólo míos...y aunque suene algo egoísta me llena de felicidad!!


Besos

Su dijo...

Nena, estas que no paras, me alegro tanto.
Un besote, que graciosos son!!

delantal dijo...

Están chulísimos, Marta

CARMEN dijo...

Os han quedado preciosos y me imagino que estarían aún mejor.
Qué ilusión hace cuandos e meten con nosotras en la cocina. Ellos disfrutan y nosotras más aún.

un beso

Silvia dijo...

Ya se los vi a Su y los tengo más que pendientes... Tus cerditos son una monada y seguro que deliciosos.

Besos.

Eva dijo...

son chulísimos!!!!

Lalu dijo...

que lindos cerditos!!! y rellenos de chocolate riquisimos!

Mai dijo...

Que cosa más simpática y cuanta razon tienes , educar a los niños en el buen comer es hacerlos partícipes de la cocina, no sólo aprenden sino que también saben luego el trabajo que supone que sus madres dediquen ese tiempo a su buena alimentación.
Y ni que decir lo que disfrutan y lo bien que lo pasamos nosotras , es un tiempo precioso.
Besitos preciosa

mai

María José dijo...

¡ Cuanto hacía que no veía los cerditos... !
Me encantan. Siempre me quedo mirándolos.Me parece una idea muy original y divertida. Tus ojitos son geniales.
Me comía uno yo ahora mismo.....
Un abrazo,
María José.

Almudena dijo...

Hola Marta,tus cerditos están muy logrados la verdad.Ojeando el blog se me acaba de antojar tu tarta alemana de manzana jaja
Besos

Rosa dijo...

Hola Martuky, ya vuelvo a la carga de nuevo.
Te felicito por estos cerditos tan simpaticos, me copio la idea para sorprender a mis sobrinos un dia de estos, por que a mi hijo con 16 años como que con esto ya no lo sorprendo jajajaja.
Un besito wapisima

Sonia Herrero dijo...

que graciosos!! me gustan mucho!

MªJose-Dit i Fet dijo...

Que chulis!! a mi tambien me encanta cocinar con mis hijos y siempre busco algo que ellos puedan hacer, te copio la idea vale?? seguro que les encanta!! besitos