miércoles, 4 de febrero de 2009

MEJILLONES RELLENOS


Supongo que a todos os pasa que hay platos que os transportan a un momento determinado de vuestra vida... alguno que recodéis con especial cariño, y entonces una sensación de nostalgia os invade...nostalgia! qué curiosa palabra, significa literalmente dolor por el regreso, esa sensación punzante pero a la vez bonita que todos sentimos cuando van pasando los años. Supongo que la nostalgia crece directamente proporcional a los años que van transcurriendo en nuestra vida. Yo a mis treinta años ya la he sentido en varias ocasiones, y aunque duele y entristece, de vez en cuando necesito sentirla.
Año 1986 aproximadamente...ya ha llovido!, pero el sabor de éstos mejillones perduró en mi memoria unido al recuerdo de tardes despreocupadas de juegos y paseos por el parque de La Mota en Benavente,con mis abuelos maternos a los que yo adoraba... tardes de sol, de "palmas palmitas", de saltar a la comba, y de comer mejillones en el "Anduriña"...quién me diría a mí que pasados los años los recordaría con tanto cariño!!.Siempre me llevaban mis abuelos a comerlos a ese sitio, y nunca los he probado mejores que aquellos... la bechamel en su punto, con ese sabor casero inconfundible (por mas que en muchos restaurantes nos quieran dar gato por liebre cuando ponen croquetas "caseras" en letras bien grandes en la carta), con unos tropiezos deliciosos de mejillón y cebolla pochada. ¿Quién sería la artífice de semejante maravilla? , seguro que una cocinera anónima de esas que no tienen mucho cuento, pero si mucha historia, y un mundo de experiencia tras los fogones y encima casi siempre en la penumbra.
¿Qué habrá sido del Anduriña?¿Y de su cocinera?...algún día me gustaría volver a Benavente, aunque solo sea para recordar y sentir un poco el dolor por el regreso, la nostalgia...
Voy con la receta, que he tratado de reproducir a partir del recuerdo.Le falta algo para llegar a tener el sabor de entonces, o quizás sea que tiendo a idealizar los tiempos pasados y todo lo recuerdo con mejor sabor...
Ingredientes:
Una docena de mejillones (depende de lo comilones que seáis jeje).
1 Cebolla mediana.
1/2 Pimiento morrón.
2 Cucharadas soperas de mantequilla.
4 Cucharadas soperas de harina de trigo.
Leche (aproximadamente 700 ml).
Sal.
Pimienta blanca.
Un toque de nuez moscada recién rallada.
Elaboración:
Comenzamos abriendo los mejillones al vapor. Dejamos enfriar un poquito y procedemos a vaciar el bichito, reservando siempre una de las dos conchas (elegid la más bonita).
Los mejillones los cortamos con unas tijeras en trozos mas o menos menudos (ésto va en gustos) a mí me gusta encontrarme con tropiezos un poquito grandes). Reservamos.
En una sartén ponemos a pochar la cebolla y el pimiento morrón cortados en cubitos menudos. Cuando están blanditos y la cebolla ligeramente dorada (ligeramente!!) lo retiramos del fuego y reservamos.
Vamos con la bechamel:
Ponemos en una sartén la mantequilla a derretir, cuando ya se ha derretido y empieza a freírse le ponemos la harina y le damos unas vueltas sofriendola para que pierda el regusto a crudo.
Entonces vamos incorporándole lentamente la leche caliente, y revolviendo constantemente para que no se formen grumos y no se nos agarre al fondo. Así estaremos una hora aproximadamente hasta obtener una bechamel espesa, a base de cocer y reducir y no de añadir harina. Si logramos una buena bechamel hecha con muuucho cariño y paciencia el éxito del plato está casi asegurado.. Ya casi al final de la cocción le ponemos la sal, y un toque de pimienta blanca y nuez moscada (las especias son prescindibles pero a mí me parece que realzan bastante los sabores en éste plato).
Añadimos los mejillones y el sofrito de pimiento y cebolla y mezclamos bien dejando otro ratito al fuego para que todos los sabores se amalgamen .
Rellenamos las conchas que teníamos reservadas y dejamos enfriar.
Una vez fríos rebozamos en harina, huevo batido y pan rallado (por éste orden) y freímos en pequeñas tandas de dos o tres mejillones para controlar bien el dorado (y que no se quemen).
Sacamos y ponemos sobre papel absorbente de cocina . Pasamos a la fuente donde vayan a ser servidos.
Una receta rica en yodo, calcio de la leche y minerales y vitaminas de las hortalizas, y encima riquísima!!!
Buen provecho cocineros/as!!!


40 comentarios:

Dolorss dijo...

Hay comidas que nos transportan a otros tiempos y por ello las encontramos más ricas, pero en este caso aunque no tuvieramos recuerdos también nos pueden saber a gloria bendita.
Deliciosos mejillones!!!
un beso

Carlos Dube dijo...

Estos mejillones estilo 'tigre' me parecen fabulosos porque entre otras cosas te han quedado perfectos. Es un bocado maravilloso que la verdad es que hacemos poco en casa, ¡y esto tiene que cambiar!.

Los recuerdos en la gastronomía o unidos a ella son fundamentales y condicionantes en nuestra forma de cocinar y como no en nuestros gustos. Recuerdos como el tuyo son suficientes como para intentar evocar innumerables momentos con las comidas, así que te comprendo perfectamente

Un saludo.

SandeeA dijo...

qué ricos! yo estuve trabajando en benavente ;)ais, si no tuviera que mantener el anonimato en internet gñgñgñgñgñgñg te contaría muchas cositas jajajajaj

qué curioso el significado de nostalgia "dolor por el regreso"... no lo conocía!

Piuchi ( Rocio) dijo...

ohhh que ricos paisana!!! me encantan!!! besitos

María José dijo...

Me tienes alucinada. No esperaras que siga tu ritmo ¿ verdad ?.Es casi imposible.....
Aunque no te lo creas adoro los mejillones pero nunca los he hecho rellenos. Aquí se llaman "tigres", no sé de donde viene el nombre.
Te han quedado de cine, perfectos.
Ahora, claro, me da envidia y a probar la receta.Bueno ahora no, pero este finde caen, ya lo creo.
Un abrazo,
María José.

Zerogluten dijo...

Yo tenía una amiga de pequeña que se llamaba Anduriña, golondrina. Que habrá sido de ella.
A lo que ibamos, yo también creo que de vez en cuando hay que sentir nostalgia, así valoramos más las cosas y somos conscientes de lo que se fue y lo que tenemos.
Me ha gustado lo de palmas, palmitas, la canto a Alvaro a diario, jeje.
De tus mejillones, maravillosos. Como tú dices la bechamel suave, caliente, el sabor a mejillón... una lástima que a mi marido no le gusten, pero a el le puedes poner otra cosa. A que hora es la cita?
Besitos sin gluten

María Lunarillos dijo...

Qué post más bonito. Nostalgia. Sí, es directamente proporcional a la edad de cada uno. Cuantos más años pasan, más nostalgia sentimos. Por cosas como ésta, que nunca imaginamos en su momento que algún día llegaríamos a extrañar. Estupendos esos mejillones. Yo los conozco como "tigres".

Un besito.

Rosa dijo...

Ummmmmmmmmm que me gustan los tigres uffffffff, y estos tuyos tienen una pinta que pa qué por dios ufffff.
Un besito

Majes_2008 dijo...

Nunca he preparado los mejillones así, te queda alguno para probatina...es que tiene una pinta...!!!

Biquiños.

carmen fabiola dijo...

Buena receta y la introducción también .Un besito, Marta.

Mandragora30 dijo...

Nenaaaaaaa, pues vé a Benavente y como ya estarás cerca de Pucela.... pues aprovechas para visitarme jeje

Yo he hecho los mejillones así, me encantan al calorcito de la bechamel uuuummmmmm

Besitos cielooo

Anónimo dijo...

Nostalgia,... pues es lo que me esta dando de estar tan lejos y no poder degustar esos mejillones.
En fin,
supongo qu habran mas oportunidades no!!!.
Besos,

Euge dijo...

pues maravillosos y muy ricos,ademas se pueden congelar antes de freirlos y quedan igual de estupendos.un saludiño

Anónimo dijo...

ME ENCANTAN ESTOS MEJILLONES,ME HICE FIEL SEGUIDORA DE TUS RECETAS,ERS MUY JOVENCITAY COCINAS DE MARAVILLA....FIJATE CUANTOS SEGUIDORES EN TAN POCA TIEMPO....MIRAMOLA DE GIJON....UN BESAZO

begojj dijo...

uhmm con lo que me gustan.. besitos bego

El cullerot Festuc dijo...

Nunca los he probado!!!! Son los también "tigres"??? Me encantan los mejillones, para mí uno de los mariscos más ricos que hay...xo vaya currada rellenarlos y freirlos!!! te han quedado con una presencia que enamora!!!
Besos,
Eva.

Marymary dijo...

Receta muy original tambien y con muy buena presentacion, no se como puedes llevar esa carrera de publicar tan seguido, no doy a basto contigo jaja
Besos

recetasdemama.es dijo...

¿Te puedes creer que nunca los he hecho? Y es que a mi pinche no le gustan los mejillones, buaaaaahhh¡¡ Y a mi me pierden. Cualquier día me premio y me los hago para mi solita

Besos

Marhya dijo...

Me encantan!!!!!!!!!!!! Adoro los mejillones, sinceramente si no los compro más es porque odio limpiarlos, jeje, pero comerlos, buah!!
Besos

nieves dijo...

Ese pellizo de dolor/dicha ha sido lo que yo sentí con tus tortos :-)
Los mejillones que tu comías, quizás supieran mejor porque entonces la leche seguro que ERA leche, y las hortalizas aún no eran transgénicas, ni se almacenaban en cámaras frigoríficas :-(
De todos modos la receta te quedó de lujo. Yo la hago igual que tú, pero no me quedan tan perfectos.
Coincidimos en los mejillones, pero te cambio una tapita de los tuyos, por.... ¡unes casadielles! jajaja porque las patatas de un día para otro, están talludas :-(

Besos.

Mayka dijo...

Empezábamos a conocernos, ya sabes con mariposillas por el estómago cada vez que quedaba con él, todita nerviosa y en nuestras primeras cañitas me lleva a un sitio que frecuentaba con sus amigos y pruebo esa delicia. Te entiendo cuando nombras la NOSTALGIA.
Besos mi niña.

Anabel dijo...

Bueno esto es un lujo para el paladar yo los he echo solo dos veces ,pero los he comido mas y es de las cosas mas ricas que he probado,ahora al verlos me han entrado unas ganas ja,ja así que te cojo uno.

Juan dijo...

Hola Martuki. He leído muy detenidamente tu relato. Ha hecho que me traslade a otro sitio de donde también guardo un recuerdo muy querido y, es que muchas veces, la cosa más sencilla te hace evocar unos tiempos que ya no volverán, pero la vida sigue.
La verdad es que viéndolos ya dan ganas de intentar meterse en la pantalla y empezar a comer. Sencillamente deliciosos y la terminación, perfecta, aunque aficionado en la cocina, veo, por ahora, bien jj. No te habrán sobrado ¿verdad? porque si es así solicito probarlos jj.
Gracias por tu comentario en mi blog, demuestras la excelente persona que eres. Ojalá algún día pudiera ir. Ten por seguro que haría lo imposible por conoceros.
Saludos

Lolah dijo...

Los mejillones me encantan, y la bechamel me chifla (¿de verdad te pasas una hora moviendola?)y las dos cosas combinadas están de chuparse los dedos.
Hace poco sentí esa nostalgia viendo unos bollos con nata...
Muchos besos.

Merchi dijo...

Un post precioso, te felicito por la introduciòn. La receta de los mejillones, y al igual que el resto de mis compañeras, te diré que una maravilla. Soy gallega y aqui los mejillones se prepararn de formas muy diversas, asi como tú lo has hecho, están deliciosos. Asi que dejame felicitarte, porque además su presentación es inmejorable.

un besote.

laviana dijo...

ainsssss,estos mejillones....que recuerdos,cuanto tiempo sin hacerlos.
gracias guapa por recordarme esta receta.Un beso

Carmen dijo...

Pues a `partir de los 40 se tienen mas momnetos de esos ,nostalgicos ,cualquier olor ,sabor o la luz con la que amanezca o atardezca te hacen recordar muchas cosas ,y si estas lejos de tu familia y tuas raices como es mi caso ,eso es mas fuerte .
Fijate yo jamas he rellenado mejillones ,y es una asignatura pendiente ,tomo nota de tu receta ,un besote

ChRiS dijo...

Mi txurri siempre se keja de que nunca hago mejillones pero es que no me gustan :( me da no se que verlos asi tan arrugaos, tan raritos, jajajaja.

Me llevo la receta con tu permiso y asi le doy una alegria pa San Valentin que tienen una pintaaaaaaaa!!!

Xitos, se feliz!!

Pilar - Lechuza dijo...

La receta que tengo de los mejis rellenos es distinta aunque el aspecto final es el mismo. Sea como fuere, los mejillones están tan buenos que los pongas como los pongas, desaparecen al instante.
un abrazo

Micaela dijo...

Hola Marta, que riquísimos esos mejillones!!!! Mira me has abierto tanto el apetito de mejillones que hoy mismo los voy a hacer. Te digo luego como me han quedado. Un besazo

andrea.cordonbleu dijo...

Riquisimos para poner una tapita antes de una comida... quedan tan crujientes y jugosos...Ummmm
Besos

CARMEN dijo...

Te han quedado estupendos.
no los suleo hacer por el tiempo que lleva, pero nos gustan mucho a todos.

besos

Kako dijo...

Que lindo estan, me encantan los mejillones!!!!!!
Besitos.

Silvia dijo...

Esto en mi casa son tigres de toda la vida y me encantan. Echo de menos las comiditas de mami... snif :(

Son deliciosos, tomo nota de tu recetilla para degustarlos.


Besos.

Calohe dijo...

Hola Martuki!
La pinta es estupenda.
Vengo observando que cuando tiras del hilo de los recuerdos, muchas veces llegas a tal o cual plato..., y si haces al revés también funciona...
Sólo siento que no me llevo con los mejillones...
Besotes

Penny dijo...

Tu relato me ha conmovido, me ha hecho sentir las sensaciones que tuviste en ese momento. Los recuerdos son buenos aunque duelan, significan que pasamos buenos y grandes momentos!
Respecto al sabor de la receta, seguro que es la misma pero el pasado te la hace recordar de otra forma. Te aseguro que pondré en práctica estos delicioso mejillones rellenos!

Petonets.

sol dijo...

Me gusta mucho leerte, tus recetas son deliciosas y tu manera de transmitirlas, genial...
Hy muchos sabores de la cocina que me recuerdan a mi abuela.
Nunca he probado los mejillones rellenos pero quiero hacerlo ya!
Un beso!

martuki dijo...

Mil gracias a todos y cada uno de vosotros por vuestras palabras siempre tan cariñosas y amables, es un placer ver que estáis ahí siempre!besos

Batxi dijo...

Guau... estupendo plato de mejillones. La verdad es que me gustan de todas las maneras y con todo tipo de relleno, pero estos son geniales.

Un beso, Batxi.

Anónimo dijo...

Hola, hace mucho que escribiste el post... pero he llegado a él por casualidad. Me ha gustado mucho la receta, pero sobre todo cómo la has escrito.
El motivo de escribirte es para darte información del Anduriña. Yo actualmente vivo en Benavente, y este bar es de los fijos cuando salimos de tapas... y sí, sigue haciendo mejillones rellenos, que supongo que serán los mismos que comiste de pequeña, porque los dueños no han cambiado. Han remodelado el local, y lo han trasladado unos pocos metros, pero el espíritu sigue siendo el mismo.
Si tienes esos buenos recuerdos, siempre es positivo que los revivas, porque la vida ya te da bastantes disgustos. Pásate un fin de semana por aquí, y reencuéntrate con esos sabores que residen en tu memoria. Benavente es un sitio genial para una escapadita (si quieres te puedo pasar toda la información que necesites). Y si quieres les puedo hacer llegar tu post a la gente del Anduriña, porque tengo trato con ellos, y seguro que les hace ilusión.
Un abrazo, y felicitaciones.