domingo, 26 de julio de 2009

LAS ARCHICONOCIDÍSIMAS PALMERITAS DE HOJALDRE











Sé que es una receta que no aporta nada de nuevo, pero aun así no he podido sustraerme a la tentación por un lado de hacerlas, y por otro lado de subirlas al blog. De paso reivindico la sencillez de esas recetas que sin complicarnos la vida nos permiten hacer un bocado delicioso, fácil y de lo más atractivo y resultón.
Así que viva la sencillez y vivan las deliciosas palmeritas de hojaldre!!.
Fáciles no, facilísimas!!, y con un resultado francamente delicioso. Si en mi anterior receta os decía que la relación esfuerzo-resultado era excelente, en éste caso es inmejorable.

Ha habido un boom de palmeritas en foros y blogs de cocina, y yo la verdad nunca imaginé que esas palmeritas tan chulas que lucen en los escaparates de confiterías fuesen tan sencillas de realizar.
Aun así he de decir que tras verlas en el blog de Su , Webos Fritos ya me lancé a la busca y captura del famoso hojaldre de Lidl para ponerme manos a la obra con ellas. No lo puedo evitar, y Susana lo sabe!!, cada receta suya me produce una especie de flechazo fulminante e instantáneo y unas ganas irreprimibles de ponerme a ella.
Respecto al hojaldre del Lidl (del que os pongo una foto para que veáis el envoltorio) me ha dejado gratamente sorprendida. Tenía mucha curiosidad porque todo el mundo comenta que es buenísimo... el veredicto: muy buen hojaldre!!. Claro, si lo comparamos con un hojaldre casero nada que ver, pero dentro de lo que es el hojaldre industrial me ha parecido de los mejores, y eso que he probado varias marcas.

Como en casa nos encanta el chocolate decidí bañar algunas con chocolate blanco y chocolate con leche de cobertura, y quedan de pecado. Si os gusta el chocolate seguro que esa combinación os encantará.
Vamos con la receta, veréis lo sencillísima que es:
Ingredientes:
Una plancha de hojaldre (yo usé la de Lidl).
Azúcar abundante para espolvorear.
Elaboración:
En primer lugar desenrollamos la plancha de hojaldre y seguidamente la espolvoreamos con abundante azúcar (es importante no escatimar porque así conseguiremos ese tono acaramelado tan atractivo en las palmeritas).
Con un cuchillo marcamos el centro de la masa con una línea vertical. Doblamos ambos laterales hacia el centro, es decir hacia esa línea que hemos marcado. Volvemos a espolvorear con azúcar.
Pasamos el rodillo de amasar ejerciendo un poquito de presión (la justa para que el azúcar se integre bien en la masa).
Doblamos nuevamente los extremos hacia el centro. Espolvoreamos con otro poquito de azúcar.
Unimos los dos rollitos incorporando uno sobre el otro.
Volvemos a espolvorear con abundante azúcar y nuevamente pasamos el rodillo para integrar el azúcar. No es necesario presionar mucho.
Con un cuchillo bien afilado cortamos el rollito en lonchas de 1 centímetro de espesor.
Colocamos en la bandeja del horno y las ponemos a 200º durante 8 minutos, luego les damos la vuelta y dejamos 2 minutos más. De ésta forma conseguimos que queden doradas por ambos lados.
Como cada horno es un mundo podéis guiaros por el color. Han de quedar doraditas.
Mmmmmm, están de rechupete!!

9 comentarios:

Mary dijo...

fantastic !

Marymary dijo...

Que bonitas te han quedado, son archiconocidas si es verdad pero yo todavia no las he hecho... jo!
Te han quedado estupendas! un besito

laviana ( Fely) dijo...

pues si, son archiconocidas...pero son archi agradecidas....lo agrdece el café.el chocolate...y quien las coma..jjj.
besinos.

Jacky dijo...

¡¡¡FANTASTICAS, GENIALES!!!! TE HAN QUEDADO QUE NI COMPRADAS FELICIDADES.SALUDOS

Eva dijo...

te han quedado de 10!!! me encanta el toque que le has dado con el baño de chocolate, son preciosas!

Mini Chefs dijo...

Hola, te han quedado muy bonitas y el toque del chocolate es espectacular. Una maravilla.
Un saludo

Marhya dijo...

Te han quedado preciosísimas.
En casa son un recurso habitual precisamente por lo sencillas y ricas que son, en un momento lo tienes listo si aparecen visitas inesperadas o se te antoja algo dulce de pronto. Ahora en verano no porque me da muchísimo agobio poner el horno, pero en cuanto se va el calor...
El hojaldre del LIDL me encanta, además d eser muy rico se maneja de maravilla, lo que no puede decirse de todos los que venden por ahí.
besos.

Mayka dijo...

Pero nena, en cuanto fallo un par de días sin visitarte, ya me encentro esta sorpresa. Que bien te han salido yo tambien quiero leche fresquita y sufriendo el calor del horno tienes el cielo ganado, pero eso estaba asegurado porque eres un angelito.
Besos. Mayka-Madrid.

Anónimo dijo...

Ja! estas en Mexico se conocen como "orejas" "orejitas"